sábado, 20 de agosto de 2011

Benedicto XVI a los jóvenes: "Que nadie os quite la paz, no os avergoncéis de Cristo"