domingo, 11 de marzo de 2012

LA VERDAD SOBRE JOSÉ LUIS DE JESÚS MIRANDA "JESUCRISTO HOMBRE". MENTIRAS DE CRECIENDO EN GRACIA. HEREJÍAS DE CRECIENDO EN GRACIA.

Conoce todas las mentiras y herejías de Jose Luis de Jesús Miranda y el Ministerio Internacional Creciendo en Gracia: 

http://jesucristohombre.wordpress.com/


¡Nunca salgas de CEG!

Si perteneces a CEG ten mucho cuidado si estás pensando salir de allí. Ten cuidado con lo que lees, con los vídeos que miras en Internet, o con las personas que hablas. Ten mucho cuidado sobre todo con la Biblia, este es el libro más peligroso que hay (dicho por papi, de hecho él nunca lleva su Biblia, ni la lee, cuando necesita una echa mano la que pusieron los Gideons en su hotel de cinco estrellas).
Pero ten presente que si por la razón que sea sales de CEG lo pagarás caro, y recibimos que tendrás tu merecido, que “recibirás ABUNDANTEMENTE”.
1- Perderás la cobertura angelical. Sí, nuestro papi te mandará ángeles que matan. Sufrirás enfermedades, tus hijos morirán, te irán mal las finanzas. Y no creas que nos compadeceremos de tí, no, lo comentaremos con alegría, porque nos encanta ver sufrir a los que dejan nuestro ministerio.
Sí, ya sé que papi parece culpable de esto, pero él dice que no tiene la culpa, ¡es que la cobertura trabaja así!. ¿Parece una amenaza?, ¡pues sí: lo es!, nosotros somos el Gobierno de Dios en la tierra.
Ok, bendecido, de acuerdo, ya sé que nada malo le ocurrió a Cestero, ni a Abner y ni a otros, allí están, reinando en vida, contentos y libres, pero te comento un secreto, te voy a explicar cómo trabaja la cobertura: no son los ángeles los que trabajan, es EL MIEDO el que trabaja. Si seguimos hablando de la cobertura y de los ángeles que matan todos dentro de CEG tendrá tanto miedo que ya no querrán salir. Nos jactamos de que ya no tenemos temor del diablo ni de la oscuridad, ahora NOS DA TERROR  la cobertura.
¿Somos astutos, eh?.
2- Te calumniaremos. Puede que los del sistema oren a su falso y amoroso Dios por restauración y perdón. En CEG no hacemos así, una vez que sales de CEG te conviertes en nuestro enemigo, y ya no oraremos por tu perdón y restauración. De hecho nosotros ni oramos. Te diré lo que haremos contigo si sales de CEG.
Si sales de CEG te calumniaremos. Papi insinuará algunas cosas para que no se manche las manos, así que mandará a su empresario de empresarios, Álvaro Albarracín. Diremos que eres un ladrón, que sembrabas división, que pedías dinero a los bendecidos, que no pagabas tus deudas, y lo más grave, diremos que te inventabas comunicados de papi, que falseabas sus instrucciones, que no enseñabas sus calqueos. Te calumniaremos tanto que todos los que están dentro captarán el mensaje: “si salimos de CEG nosotros también seremos insultados“. Y así nadie querrá salir.
Y lo que es peor, si sales de CEG nunca esperaremos que vuelvas. Nosotros hablamos de “Gracia”, pero no la practicamos, porque somos implacables, crueles y sin afecto natural.
——————————————————————————-
Nota: en este escrito he puesto de manifiesto lo que CEG hace y manifiesta tan claramente, especialmente en estos días en los que tantas personas están abandonando CEG y donde tanta información está saliendo a la luz.

Gloria a Dios que Él sí perdona, restaura.

¿Existe el diablo?

Los miembros de Creciendo en Gracia sólo usan las epístolas paulinas y afirman que el diablo no existe, mientras que el mismo apóstol San Pablo enseña lo contrario. Veamos todas estas evidencias bíblicas paulinas:1. Tiene potestad (Hechos 26:18 a)
2. Tiene presos bajo su poder (Hechos 26:18 b)
3. Tiene voluntad (2 Timoteo 2:26)
4. Tiende lazo (1 Timoteo 3:7; 2 Timoteo 2:26)
5. Es el “príncipe de la potestad del aire” (Efesios 2:2) y opera en los hijos de desobediencia” (Efesios 2:2)
6. Pablo dice que “Elimas el mago era hijos de diablo” (Hechos 13:10)
7. No se le debe “dar lugar” (Efesios 4)
8. “Acecha” los Creyentes (Efesios 6:11)
9. Debemos estar “firmes contra él” (Efesios 6:11)
10. Tiene poder para “destruir la carne” (1 Corintios 5:5; I Timoteo 1:20)
11. Puede tentar a los creyentes (1 Corintios 7:5)
12. No se le debe “dejar tomar ventaja” (2 Corintios 2:11)
13. “Se disfraza de ángel de luz” (2 Corintios 11:14)
14. “Estorba los planes de los cristianos” (1 Tesalonicenses 2:18)
15. “Tiene maquinaciones” (2 Corintios 2:11)
16. “Es el dios de este siglo” (Efesios 4:27)
17. Tiene “seguidores que se apartan de la verdad” (1 Timoteo 5:15)
18. Está detrás del error y el engaño que ha de venir en el tiempo postrero (2 Tesalonicenses 2:9)
19. “Ciega el entendimiento” (2 Corintios 4:4)
20. “Es instrumento de Dios” (2 Corintios 12:7)
21. “Tiene mensajeros (ángeles)” (2 Corintios 12:7)
22. “Dios lo aplastará en breve” (Romanos 16:20)

¿Quien es “el otro”?

La doctrina del Mirandismo descansa en un pilar: torciendo el texto de 1 Co 3.10 “Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima” Miranda saca unaa fabulosa interpretación, según esta interpretación Pablo estableció el evangelio y él, Miranda, añade y profundiza en el evangelio.
Esto me recuerda a otra torcida interpretación hecha por los testigos de Jehová, según la cual la corporación Watchtower es el “esclavo fiel y discreto” (o como dice la versión del 60 el “siervo fiel y prudente”). ¿Por qué?, porque lo dice la Atalaya. Y en el caso de 1 Co 3.10 ¡porque lo dice Miranda!, y no hace falta más explicación.
Sin embargo la interpretación de “el otro” es TAN SENCILLA, que hace que el Mirandismo se desmorone y que toda su “sabiduría” y su “evangelio” falso se venga abajo.

La interpretación de 1 Co 3.10
. El trabajo de Pablo era predicar el evangelio y establecer iglesias, a eso él lo llama “poner el fundamento”. Es un trabajo de “evangelista”. Detrás de él venían otros hermanos con el don de “maestro” que educaban a los creyentes en la Palabra, uno de ellos era Apolos, tal como explica 1 Co 3.6:
“Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios”.
Pablo plantó o puso el fundamento (el evangelio), Apolos, quien era un maestro de la Palabra (Hch 18.24) venía detrás edificaba encima del fundamento de Pablo. El “otro” no es ni más ni menos que Apolos.
Amigos, para interpretar 1 Co 3.10 hay que leer 1 Co 3.6, unos versículos más arriba: el contexto.
El reino de Miranda está edificado sobre el error, un pequeño texto mal interpretado, forzado. Ruego al Señor que alumbre los ojos de aquellos engañados por el perverso sistema Mirandista, para que entren en la libertad gloriosa de los Hijos de Dios, y en el único y verdadero evangelio, el evangelio de Jesucristo.

La herejía de José L. de Jesús Miranda


La Herejía de José Luís de Jesús Miranda
Por Víctor García
www.iglesiacaminonuevo.com
Apoyado en la visión de un espíritu que se le incorporó en su mente, en ideas bíblicas alteradas y en muchos seguidores, José Luís de Jesús Miranda, líder de Creciendo en Gracia, se ha proclamado Dios, Cristo y anticristo todo en un solo hombre.  El asegura que los doce apóstoles pervirtieron el evangelio de la gracia y mataron a Pablo, quien según él, fue el único apóstol fiel al evangelio.  Con retórica y desvergüenza descomedidas  y con un hábil mercadeo José Luís expande sus excentricidades. 
¿Que hay detrás de este grotesco fenómeno religioso? ¿Qué es en su esencia esta herejía?
       
1.  La herejía de José Luís es un asunto de autoridad
José Luís de Jesús Miranda ha decidido que la Escritura es autoritativa sólo en la medida en que a él le place, en las porciones que él elige.  Decidió que sólo las escrituras de Pablo que él favorece representan el verdadero evangelio y que el resto son falsas.  Para él sólo las doctrinas paulinas de la perfección y la justicia imputada al pecador son puras; la naturaleza pecaminosa del creyente y el conflicto contra el pecado son doctrinas corruptas y deben desecharse, aunque sea Pablo quien las enseñe.  En otras palabras, decidió creer lo que se le antoja, se declaró autónomo y se estableció a sí mismo como su propia autoridad.  En su mundo raro y bajo la autoridad de su “biblia,” todo tiene sentido, y los que aceptan su disparatada autoridad se sienten perfectos, bendecidos y libres.  Para ellos  todo es claro, lógico, bíblico y consistente.  ¿Quién puede contradecir a semejante “autoridad bíblica” que ha demostrado que no hay pecado y que el Cristo de los evangelios no debe ser adorado?  ¿Quién es más grande que él? ¿Quién aparte de Pablo ha predicado estas verdades y ha combatido a Cristo y a los apóstoles “falsos” de la Biblia?  Con razón el hombre asegura que nadie le puede enseñar nada y que no puede aprender nada de nadie.  Con razón, se proclama el anticristo y a pesar de sus incoherencias, sus seguidores le adoran fascinados con una admiración propia de la bestia bíblica:
…y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?  También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias” (Ap. 13.4-5).

2.  La herejía de José Luís es cuestión de Megalomanía
        (Megalomania: desorden mental caracterizado por delirios de grandeza y de poder y por la obsesión de hacer cosas extravagantes). Su propio hermano de sangre, que lo conoce muy bien, dijo a la televisión: “José Luís quiere atención, y para lograrla se atreve a decir lo que otros no dicen…”  Y ciertamente, el hombre dice cosas extremas de una manera tal que enajena a sus seguidores  y hace que lo adoren.   Nada ni nadie puede detener su infatuación: ni su mujer que lo dejó, ni los individuos, matrimonios y familias que ha destruido, ni las amenazas que le hacen gastar miles de dólares en guardaespaldas, ni las miradas perplejas de los periodistas que lo oyen proclamarse dios frente a las cámaras.  Con un delirio y una obstinación formidables, José Luís se proclama a si mismo redentor del cristianismo y del mundo entero.  No le basta con ser Pablo, el papi de sus adeptos, ni Cristo—eso es poco para él—él es el anticristo, él es Dios y va a ser el  presidente de las naciones, no se va a morir, no se puede equivocar y nadie sino sólo él tiene la verdad.  La soberbia de Diotrefes era juego de niños ante su infatuación.  Óiganlo hablar en uno de sus surrealistas calqueos:
“¡Por primera vez en la historia hermano, que maravilloso es este ministerio, que por primera vez desde el cielo baja la Cabeza de Dios y la mete en un hombre llamado josè luis de jesùs! (sic)…yo declaro hoy, yo declaro en este día por las cámaras del internet, por las cámaras con evidencia mundialmente, yo declaro: que ellos han errado al blanco, si quieren saber de papá dios tienen que escucharme a mí… si quieren ubicar sus vidas tienen que someterse a este apostolado, a este ministerio para que enfoquen bien sus vidas con papá dios (sic).” 
¿Es esto megalomanía o qué?  ¡Cómo se parece al rey de Tiro, de quien el profeta se burla y a quien Dios sentencia por su locura!:
…dijiste: Yo soy un dios, en el trono de Dios estoy sentado en medio de los mares (siendo tú hombre y no Dios), y has puesto tu corazón como corazón de Dios; he aquí que tú eres más sabio que Daniel; no hay secreto que te sea oculto.  Con tu sabiduría y con tu prudencia has acumulado riquezas, y has adquirido oro y plata en tus tesoros.  Con la grandeza de tu sabiduría en tus contrataciones has multiplicado tus riquezas; y a causa de tus riquezas se ha enaltecido tu corazón… (Ezequiel 28.1-4).  

3.  La herejía de José Luís es cuestión de lucro, fornicación y poder
José Luís evoca de una manera vívida al astuto Balaam a quien la Biblia le dedica un espacio inusual—tres capítulos completos en Números 22-24, y repetidas referencias en el Antiguo y el Nuevo Testamento.  Nosotros sabemos que Balaam fue alquilado por dinero, que se lanzó a la aventura de maldecir a Israel por lucro, y que enseñó a fornicar a los israelitas.  Pero el relato de Números 22-24, no muestra esas cosas con claridad.  Uno lee ese pasaje y siente tensión y zozobra ante la ambigüedad de este hombre, que parece fiel, pero que lanza malas vibraciones.  Si no fuera por lo que se dice en pasajes como Num. 31.16 y Ap. 2.14 donde se nos informa que Balaam era un maestro de la fornicación y la idolatría, o Dt. 23.4 y Judas 11 que nos dicen que él estaba en este asunto por lucro, podríamos ser tentados a disculparlo.   Y es que en el relato de números, aunque lo vemos siendo reprendido por una bestia y dejándose transportar lujosamente y ser agasajado por Balac, no lo vemos recibiendo dinero, ni cobrando por sus servicios; al contrario, lo vemos rechazando el pago que le ofrecían (Num. 22.18); lo vemos hablando la palabra de Dios con exactitud, porque no da profecías falsas sino que se comporta como si fuera un fiel pregonero de la verdad, repitiendo siete veces que él va a hablar sólo lo que Dios le diga que hable (Num. 22.8, 18, 38; 23.3, 12, 26; 24.13).  Tampoco lo vemos fornicando ni hablando de sexo, aunque era un especialista en el tema (tenia mujeres a su disposición con las que sedujo a Israel y provocó la muerte de 24,000 de ellos (Num. 25.9; 31.15-16).  ¡Vaya personaje tan ambiguo! 
Sin embargo, sin que nadie de sus admiradores se diera cuenta, Balaam era un calculador astuto movido por motivos falsos y un corazón enloquecido por el poder, el sexo y el dinero.  José Luís, es muy similar a Balaam, aunque no tan disimulador como él.  El exhibe insolentemente sus relojes, sus carros y sus extravagancias; dejó a su mujer por otra, se rodea de gente que sin recato se divorcia, vive vidas promiscuas y se exhibe sensualmente—como las provocativas bailarinas de zamba que semi-desnudas amenizaban sus servicios en Brasil y las cantantes que se mueven seductoramente mientras le dedican canciones idolatras. Pero, ¿que se puede esperar de un hombre que predica que no hay pecado?         


4.  La Herejía de José Luís es Cuestión de Mercadeo
El mercadeo sagaz y bien calculado juega un papel vital en la herejía de José Luís.  Por eso, en su mundo fantástico, los títulos son pomposos.  El es doctor, aunque no terminó ni la escuela secundaria; su asistente es obispo de obispos; su promotor de mercadotecnia es empresario